miércoles, 7 de agosto de 2013

El Wáter Cósmico, origen.






En tres vuelos diferentes de la compañía Spanweby  Airlines, que salen hoy desde el aeropuerto de Barajas, se encuentran tres hombres. Javier, Manolo y Ángel. Compañeros de trabajo y asesores de venta de productos sanitarios.

Todos ellos provienen de una gran empresa alemana, que está radicada en Zaragoza y necesita dividendos, mejores ventas, cash y resultados, intentando abrir frontera en varios puntos de la geografía mundial.

El departamento de Ingeniería,  idea una opción para la venta de sus sutilezas fuera del país y en sus agendas tiene previsto preparar a equipos de vendedores para que trabajen en distintos puntos del globo, con el motivo único de engordar su facturación.

Llevando su producto líder que consiste en un wáter automático, que ayuda en los esfuerzos, tira solo de la cadena, y limpia perfectamente los esfínteres del usuario, aseándolos con higiene pulcra, sin dejar rastro de mugre y sin hacer heridas.

Por tanto el producto ha de ser conocido en el mundo entero por su versatilidad. Ahorra cantidad de agua, detergentes, se auto friega perfectamente, aportando un mantenimiento sumamente barato, higiénico y desinfectado. Cada cinco segundos se auto gestiona activando una tarea de asepsia muy pulcra, sin dejar enzimas ni bacterias, debido a esa tecnología tan de vanguardia.

Quieren expandirlo a la vez en países, que por razones de mercado, estos inventos innovadores llegan algo mas tarde. A lugares donde tengan salida y puedan distribuirse sin demasiados problemas.

Enviando como prueba piloto a tres noveles y selectos vendedores sin experiencia, pero con unas dotes extravagantes según los test probatorios de profesionalidad, de cada uno de los comerciales, que sin duda les confieren unas capacidades excepcionales para el trato con la gente, la venta y el encanto.

Además, ¡claro! No tener vergüenza para hacer la demostración en cualquier situación. Bajarse los pantalones en escenarios impensables, para demostrar lo fácil y sencillo que es el acto de “hacer caca” en público, sin el menor indicio de vergüenza, dirigido a los humanos en general y más a esos pobres y sufridores estreñidos que les resuelve el problema con el disfrute del mejor sanitario inventado.

Han de abrir mercado donde les asigne la dirección de la conocida empresa: Schissen lecker, que traducido al castellano sería algo así como: “Defecar gustoso”.  Líder en el mundo de los sanitarios higiénicos.

Ahora que las ventas han bajado por la crisis y que fuera de las fronteras, parece verse mejor la luz  de los negocios y los tratos comerciales. Es el mejor momento para lanzar el maravilloso sanitario.

Javier,  lleva boleto para Costa Rica, Manolo ha de desembarcar en Nicaragua, y Ángel tiene que afianzar sus ventas entre Chile y Perú, para dar cobertura a los dos países. Con lo cual la salida de sus respectivos vuelos difiere en unas horas.

 Mientras, los tres vendedores se encuentran en el aeropuerto de partida y se alegran al poder departir experiencias, hacer apuestas de quien sería el que vendería más retretes, casuística y forma de venderlo, doctrinas en las demostraciones, y ganas de triunfar. Al mismo tiempo cambiar opiniones al respecto del producto.

Idea que han tenido los sabios del departamento de expansión, al intentar distribuir el producto estrella de la empresa. El autentico e irremplazable: Kosmische Wasser, en español conocido por: Wáter Cósmico.  

 

Javier lleva destino y ha de aterrizar en el aeropuerto de Juan Santamaría, a 18 km de la ciudad de San José, capital de Costa Rica. En Coronado le espera un departamento chiquito donde pernoctará y, desde donde viajará por todo el país y reportará las ventas a la Sede Central en Zaragoza.

Manolo hará lo propio en la terminal de Augusto C. Sandino a tan solo 11 km de Managua. Destinado en Nicaragua, con el propósito de vender en todos los centros comerciales, y con la indicación de proclamar a los cuatro vientos ese magnífico retrete, tan ergonómico y tan perfecto para llevarlo incluso a poblaciones cercanas a la selva, por sus prestaciones y salubridad.

Ángel, tomará tierra en el aeropuerto de Tacna el famoso y aclamado Carlos Ciriani, en Santa Rosa, no demasiado lejos de la ciudad peruana, frontera con Chile. Este mercader prefiere alojarse cerca de la ciudad del Comercio Tacneño, se hospedará en el hotel “Princess” que se encuentra a la vuelta de la feria "Caplina".  Desde donde desplegará toda su idea e ingeniería para el cometido que lo ha llevado a esa ciudad fronteriza, desde la cual servirá a dos países con su producto estrella.

El primer llamado a embarque es Javier, por los altavoces del aeropuerto Internacional de Barajas es el vuelo SJO502 de la compañía aérea de bajo costo Spanweby, que tiene su embarque por la puerta C14, de vuelos internacionales, con destino al geográficamente país mejor situado, Costa Rica donde dicen los entendidos y financieros que se explotan cinco fuentes de energía, en orden de importancia: hídrica, térmica, geotérmica, eólica y solar. Siendo destacable el gran potencial de la energía hidráulica en el país. Una de las primeras plantas hidroeléctricas de centro América y la primera del país ubicada en la ciudad de Aranjuez, muy céntrica a la capital San José y que entró en activo en el siglo diecinueve. Por tanto y fijándose en esos parámetros cabía en ese lugar conocieran el wáter más higiénico del globo, pretendiendo con ello, abrir sendero comercial.

Los dos amigos que aun esperaban la partida de sus vuelos quedaron en amigable conversación, disertaron que Javier, tenía una buena predisposición para las ventas, que además era capaz y gracioso y que posiblemente, consiguiera novia antes que una venta. Con sus artes para el baile, era capaz de encandilar a las Ticas con corazón. Contando además que si perseguía a sus clientes como lo hacía en su zona de origen, tendría pingües beneficios por la cuantía de las comisiones.

El minutero del reloj caminó corto espacio, al ser llamados los pasajeros con destino a Nicaragua, y Manolo que se las tenía todas consigo, se precipitó a ser uno de los primeros en embarcar. El más sincero y el mejor dispuesto a llevar a cabo su cometido, el menos embaucador, no mentía jamás a ningún cliente, ya que en su persona coincidían varios factores que le ayudarían a ir por el sendero más adecuado para sus conveniencias.

Un abrazo de categoría le ofreció a modo de despedida a su amigo Ángel,  quedando en que se llamaran vía teléfono y wasap, además se cartearan vía mail cada vez que fuera necesario y sobre todo al principio para poder departir sobre cifras, tecnología y quehaceres normales de la propia empresa.  Manolo, es un vendedor nato, siendo capaz de venderle un frigorífico a un esquimal.  Había finalizado su preparación de forma imponente, con unas cifras de mercado excelentes, lo cual tampoco significa que no le costara su trabajo, ya que el mundo de las ventas está muy complicado. La elección de Managua, no era por casualidad, es un país que está bendecido con dos largas costas, dos grandes lagos, volcanes, montañas, selvas y ríos, las que están poco descubiertas y desarrolladas. Lugar extraordinario para promocionar el Wáter Cósmico de la empresa. Siendo el diminuto país de la América Central, el lugar perfecto para los trotamundos comerciales en busca de además el eco-sistema,  la captación del mundo del turismo en tantos hoteles como albergan veraneantes de todos los países.

No habían pasado quince minutos cuando eran llamados los pasajeros que debían aterrizar en Tacna, y Ángel, que es el que tenía el vuelo más largo, debía casi recorrer América del Sur de punta a cabo, para arribar a una bella ciudad peruana, fronteriza con el país de los seísmos.

Ángel, es un rompe bragas de pronóstico, se las da de guaperas y además se cree con un influjo especial para enamorar a las mujeres, camelándolas con mucho estilo. Este vendedor es ágil y comedido, siendo un cerrador nato en negocios de interés, agudo con sus propósitos y siempre, mirando el poder de lo que regala una buena cifra de venta.




La dirección de la firma, le había dado a él, dos países grandiosos y fenomenales para que sus pobladores, llegaran a disfrutar del wáter cósmico, que gozaran tanto al cagar como al comer. Que compararan el antes y el después, ¡que ya no era necesario comprar papel higiénico!

Es el vendedor más joven de los tres y capacitado como el que más; porque además de ser un perfecto profesional, era un hombre convincente y decidido, que jamás se arrugaba por casi nada y a la hora de hacer esfuerzos era el que mejor los aguantaba dando unos copiosos beneficios a la casa matriz. Aventurero, buen jugador de cartas, deportista y además con dotes de cocinero aventajado.

Huía de Zaragoza, de su pueblo, de su novia y de los padres de ella, que se les había metido en la cabeza casarlo con Demetria casi a la fuerza, viendo que a la hija se le pasaba el arroz y Ángel, cada vez estaba mejor soltero.

Prevista la boda para ya, teniendo el restaurante, los invitados, el cura y el viaje de novios reservados para el mes siguiente. Él se marchaba a vender el famoso wáter cósmico.

To be continued…

Continuará….

 




 

0 comentarios:

Publicar un comentario