viernes, 29 de noviembre de 2013

Hotel Olvido




No deberían existir
las residencias de ancianos
se deben inventar
Dispensarios más humanos

 

Escasa importancia
damos a este propósito
cuando el vigor roza,
a no ser que allegados
vivan en la zona.

 

No es fácil acceder
ni gratis ser residente
si no hay billetes.
La sede no te consiente.

 

Aún y siendo frío
Sucumbes a lo que quieren
Todo norma legal
mientras está la familia,
risas y alegrías.

 

Te veo calmo abuelo.
Pregunta su nieto mayor.
Me dieron las gotas,
para verte mejor.

 

Enfermeras dos
por cada planta, que menos
olor de alubias
en el recinto se huele.
Ambas no pueden

 

Dice uno de los internos
que es muy bueno rezar.
Un poco del padrenuestro
no nos vendría mal.
 
 
 
 

Gina se fugó


Gina  Lina,  está contenta
¡Plena de felicidad!
Su sonrisa es entusiasmo
su amor ha llegado ya
 

Se escapó con un paisano
sin garbo y  que mas ¡da!
Si a Gina le gusta mucho
quien se lo va a negar
 

Fue más fuerte la atracción
que el disgusto de papá.
Los palpes del campesino
la ponen de par en par
 

Está la joven graciosa
solo vibra, poco más
y luce vestido al aire
que le va fenomenal
 

Gina  Lina es divina
con los meneos de allí
Gina  Lina va gozosa
con tanta sensualidad.
 

Su gente va desquiciada
al fugarse sin avisar
mientras Gina en la cama
se agarra, como un caimán.
 

Todas sus buenas amigas
sueñan con Lina irritadas
por la suerte que ha tenido
al encontrar su destino.
 

El villano no quería lío
con tanto meneo impuro
le pide a Gina un inciso
quedando el tipo dormido
 
 
 
 

 

martes, 26 de noviembre de 2013

Maquilas y Maquiladoras

 
En la tarde de hoy día 25 de Noviembre de 2013, se ha celebrado un Simposio en la Sala de prensa y exposiciones de Can Masselleras, con el objeto de significar al público en general, sobre la temática de las "Maquiladoras" su problemática, su carácter de explotación a las obreras y trabajadores de Nicaragua y la sobredimensión que adquiere esta práctica que lleva a la esclavitud permitida por los gobiernos y sus empresarios.
Se ha nombrado Nicaragua, como país de Maquiladoras, por ser la película rodada en Managua, aunque maquiladoras y maquilas hay en muchos países repartidos por el mundo.
 
Por ello hemos contado con la colaboración de la señora Lady Carmen, nicaragüense, que nos ha comentado pasajes de la situación de las maquilas en su país, ya que ella igual las vivió de cerca.
 
La ponente del Acto, en esta ocasión ha sido Doña Montserrat Arévalo i Gibert, Presidenta Fundadora de la ONG, Fòrum per a la Solidaritat / Fórum para la Solidaridad, que a su vez ha sido presentada por una de nuestras colaboradoras la señora Consuelo Rodríguez, haciendo una amplia reseña de quien es Montse, y de su trayectoria desde la fundación de la ONG.
 
La presidenta, ha tomado la palabra y ha presentado a toda la Junta de la nueva Organización, que aunque esta entidad: Fòrum per a la Solidaritat / Fórum para la Solidaridad, lleve unos años en candelero, ahora se ha reactivado de forma activa para proseguir con más fuerza si cabe con todos los proyectos anteriores y nuevos que se presentan y que en cartera están. Promoviendo la solución en algunos, en otros, para proseguir en el camino de su desarrollo y finiquito.
Acto seguido se ha visionado una película sobre el tema central que nos ocupaba y que el respetable esperaba interesado desde sus butacas. Las Maquiladoras.

 
¡Sí!, imagino que usted, se preguntará que son las Maquiladoras.

_ ¿Qué significa maquiladora? _ Una maquiladora es una empresa por lo general de capital extranjero que se instala en un país subdesarrollado y que importa materiales sin pagar aranceles; su producto se comercializa en el país de origen de la materia prima. Con sueldos bajísimos para los empleados y con horarios interminables, sin ningún cuidado por la seguridad de los obreros y trabajadoras y sin hacer caso omiso a las leyes establecidas en los Sindicatos.
La denominación de "maquila" se originó en la Edad Media española, y fue para describir un sistema de machacar el trigo en los molinos ajenos, pagando al molinero con parte de esa harina que obtenía en la trituración. De igual modo se procedió en la producción de azúcar en las plantaciones del Nuevo Mundo, al obtener la caña los colonos ya establecidos llegados de Europa y los propios cultivadores autóctonos de los países donde entraron los conquistadores. Que estos procedían a cobrar el valor de su trabajo en azúcar, según la cantidad de caña entregada. 
Una vez concluida la proyección, se ha pasado a las preguntas y a las aclaraciones según iban preguntando los asistentes. Así mismo con la aportación de Lady Carmen, que nos ha versado en no pocos momentos situaciones y vivencias personales, Carmen venida a nuestro país desde hace unos años ya reside con nosotros siendo una española más. Además de Nica de nacimiento y condición.
 
 
                                   NUEVA JUNTA DE fÒRUM PER LA SOLIDARITAT
 
                                                       Presidenta Fundadora
 
                                                    
                                                     Montse Arévalo i Gibert
 
 
Eventos Relaciones externas y Excursiones
 

 
 
 
Raimundo Omella 
 
 
 
                                                                                            
 
 
 Proyectos y Protocolos
Consuelo Rodriguez

                                                                 María José Rodriguez
                                                                Proyectos y Protocolos
 
Subayudantía y Tramoyistas                                                     Regidor Adjunto a Comunicacion

 
                                                                                
 
   



 
                                                                                  Secretaría

 
 
 
 
 
 
 Montserrat Martinez Quibús
 
 
 
                             Norma Nuñez Miraya
                                                                                                                                                                
 
                                          Tesorero y Reportajes Fotográficos
 
                                                            Francisco Sanchez Carmona

 
 
                                                    Comunicación y Prensa
 


Emilio Moreno
 
 
 
 
 
 
                                
Servicios Jurídicos                                                           Participación y Protocolo
Ramon Boixasa                                                                     Sonia García C.
 
 
 
 
 
 
Abogado
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Siempre Ella


 

Cuando evoco es ¡Ella!
Afecta mis sentimientos.
La imagino en sus formas,
tan sencilla ¡Siempre ella!
 

¿Tanto trecho nos separa?
desde mi ego a su mundo
silenciosa acostumbrada
huye la verdad callada.
 

¿Tanta distancia existe?
Entre tu corazón y el mío,
que refugian semejantes
con rumorosos latidos
 

Recorrido existe, ¡Sí!
Entre ambos cuerpos ¡No!
En mente la llevo ¡Sí!
Trayecto posible ¡No!
 

El mar nos separa aún
quizás incluso rechaza,
mis ganas salvajes fluyen
olas cansinas apartan.
 

No es ni blanca ni negra
la veo color azucena
tiene tono malva piedra
está en calma desierta
 

Pido al destino ilusorio,
ofrenda de vivo amor
desenterrada mi alma
hasta ahora sin clamor.
 
 
 

viernes, 22 de noviembre de 2013

Tordera con Lluvia y Simpatía





La Salida del pasado día 17 hacia Tordera y Breda, fue dificultada por la lluvia, sin embargo ésta no pudo hacernos abandonar en nuestro empeño de salir a "Comer y disfrutar " con los amigos del Fórum para la Solidaridad, que poco a poco se van sumando al grueso de las excursiones, además de aquellos otros que suelen venir desde los tiempos, aportando su fidelidad y su simpatía.
 El autocar se retrasó algo en un día lluvioso, que de verdad apetecía estar al cobijo de una techumbre con un buen cortado y unos churros. A la escucha de música romántica o incluso una buena salsa, cantada por Cheo Feliciano, que es uno de los cantantes que frecuento por su voz y por ser "The Singer"

No nos pongamos nerviosos dijo el capataz de embarque a los intrépidos excursionistas que ya comenzaban a dar señales de nerviosismo por no ocupar sus butacas con la prontitud que ellos pretendían.

A todo esto, aparece un gran auto pulman de setenta y dos plazas para turistas, color amarillo merenguito, que casi no podía aparcar en la parada del bus de la plaza Catalunya que es donde normalmente recogen el personal para las salidas de marcha y de diversión a las que ya estamos todos acostumbrados. El chofer muy serio, bajó se disculpó por el retraso que fue debido al gran colapso que había en la carretera_ ya se sabe y se conoce que cuando caen dos gotas desde el cielo, las carreteras se ponen de pena_ El hombre descendió del bus y se puso un pitillo en la boca, que consumió de seis caladas. Desde una esquina del aparcadero lo veía y me preguntaba, ¿Cuando fumaba, lo saboreaba de esta forma? La contestación me la dio Miguel, que desde atrás me atizó un zarandeo a modo de saludo con el brazo extendido que me sacó de las conclusiones pretéritas. Ocupamos nuestras plazas con la lentitud que llevan los caracoles al estar nerviosos, sin embargo, no hacía fresco.

Amigos todos que lo sepáis, aunque sea difícil de creer, el tiempo ha cambiado, a Fe de Dios, que ha modificado su escala este termómetro tan caprichoso del mes de noviembre, que nos tiene a todos perplejos por las lecturas que tenemos en el ambiente.

Comenzó la marcha lenta y controlada de recoger a los diferentes pasajeros, además en los aposentos del gran bus, se escuchaban los bostezos de aquellos que jamás tienen bastante con lo que duermen y descansan, aquellos aguerridos del colchón y de las sábanas de franela, que no las abandonarían más que para ir a recoger billetes de curso legal.

Las paradas habituales de recogida de personal y ya en la carretera, nuestro speaker nos dio referencia de lo que prometía el día, razonando en lo que íbamos a comer y la cantidad de comida preparada que nos esperaba en el restaurante de Tordera, nos informó del número de la mesa que correspondía a cada persona y de las últimas novedades en cuanto al cambio que se debía hacer en la jornada por el agua que nos amenazaba y por como estarían los accesos y lugares con tantos litros como cayeron en la noche pasada, así mismo de dio debida información sobre las próximas salidas. El día nublado y con intenciones de salir el sol aguantaba la llegada de la lluvia, la temida tormenta que nos presumía desde el cielo, mostraba señales de bondad y de querer que fuera un día de cachondeo a gogó para los naturales y reconocidos graciosos del grupo.

Los comentarios que me llegaban desde las primeras filas del bus eran de distensión y las que me rozaban desde atrás, eran de plena confianza en que todo marchaba a toda vela y que se predisponía una jornada de buenas intenciones y de mejores expectativas.

Tras una hora más o menos de camino por carreteras, llegamos al punto donde se encuentran los dientes y los estómagos, las cajitas de pastillas para la tensión comenzaban a aflorar encima de las mesas, antes de que las camareras, trajeran el embutido y el pan de "payes" con tomate, el vino de la comarca y los demás entrantes que no sabían lo que les esperaba con tanto tragón y tanta hambre.

El Gran Combo de Puerto Rico, en una de sus grandes canciones dice: A comer pasteles, a comer lechón que nos espera el dia con este rumbón,...pues eso... Ustedes mismos imaginen a la señora Blasa, y Don José, mascando y tragando, que ilusión verles como disfrutan del refrigerio, no dejan de marcar con sus ojos al plato de queso que inerte espera ser devorado, ni hablan ni comentan nada, no sea que pierdan bocado y llegue el momento de la alerta de: Todos a bordo, que normalmente lo dice el tío Raimundo y se queden a medias en su labor de llenar el estómago.
 

¡Venga p'abajo too! ¡Está que mete mieooo! ¡Ándele... que es sorda! ...amigos dicen del hambre en el mundo, pero como no va a existir, si estos se lo comen todo. Caras de complacencia, chaquetas medio abiertas, cuellos flojos, palillos entre los labios, y la sonrisa de la felicidad estomacal.

De nuevo al bus, ahora ya si que todos estaban distendidos, tanto que algunos desconectaron de lo que se escuchaba alrededor, con ese sueñecito pachanguero que ni llega por completo, ni te deja espabilado para poder disfrutar de los comentarios que desde el micrófono se expandían entre el perímetro del gran autocar.
 

Visita al gran Service Home de Lloret, donde nos esperaba una degustación de vinos y de licores, amen de alguna delicatesen comestible para acompañar lo que ingeríamos, allí los que desearon pudieron comprar lo que les vino en gana y de nuevo al bus en busca de otro destino, el de la moda. Una ubicación marroquinera instalada en uno de los grandes paseos de la localidad, en la Avenida de Catalunya, que fue el escenario donde nos pasaron unos modelos de ropa de abrigo, toda en piel, donde sus artífices nos la mostraron sobre la pasarela anaranjada, en la cual desfilaron dos de nuestras amigas con un modelo “pret a porter”, de la firma Confecciones Cristina.

De nuevo fuimos en busca de la comida donde le dimos buena cuenta a los platos que sirvieron y que deleitaron creo, a todos los que se dieron cita en el comedor. Podríamos decir con detalle todo lo suculento del manjar, pero casi preferimos que se quede en el tintero, así despertamos la curiosidad de todos aquellos que no se deciden en acompañar a esa caravana de Fórum para la Solidaridad, que comienza a hacer cositas destacadas para todos aquellos que lo necesitan.

Un poco de baile tras la comida y para casa de vuelta.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Indecencia principal



Erase una vez un hombre que esperaba su muerte.

La aguardaba no tan sosegado como él se imaginaba, ni tan sereno como le hubiese gustado. Ahora postrado en la travesía hospitalaria del tránsito, recapitulaba con el dolor punzante que dejan los remordimientos.

Jamás lo hubiese supuesto en sus años de juventud, cuando practicaba una violencia disimulada, cuando no sospechaba que se haría viejo y poco respetado precisamente por todos los inconvenientes que él mismo había sembrado. Detalles que ganó tristemente solo;  sin esfuerzos, debido a lo desagradable de su carácter.

Esperaba a “Doña Expiración” vencido.  

Infectado de amargura recordando sin poder remediar todo y cada uno de los conflictos que había generado a lo largo de su longevidad. Tragándose las repercusiones que su memoria le servía, secuelas tan frías como crudas.

Un señor que generó miedo entre los suyos por su templanza desconcertante y torticera, convencido fanatizó que todo lo había hecho bien en su itinerario, a pesar de no haber respetado, valorado ni querido a nadie. Practicando el desprecio y los desengaños entre los hijos, amigos, compañeros, vecinos y hermanos.

Sus aliados más comunes eran ese machismo reconfigurado y barato del que se jactaba para hacer el más mísero de los ridículos y, el desagravio rencoroso, iban con su persona allá donde fuera, catando a todas luces su híper desdicha, que era lo que forjaba a raudales.

Imponía su tacañería enfermiza en su entorno íntimo, detonando cada reunión familiar o profesional con su envidia y sus celos, dibujando escenas de desavenencia en todas las fiestas principales, sembrando cizaña entre la gente.

Dicen los que le conocían bien, que no tuvo una infancia agradable, y que los sinsabores de la época, el comienzo del siglo XX, la guerra, el hambre, las escaseces, la incultura, la falta de libertad, lo marcaron como un miserable. Haciendo de él, una especie de yerro entre lo humano y lo dantesco.

¡Qué lástima!  …No poder o; no querer distinguir. No reaccionar,  ante los meneos del destino caprichoso, haciendo mínimas modificaciones para intentar resolver y no hacer pasar a los tuyos las mismas miserias que su propio ego había sufrido.  

Poseído por sus convicciones desquiciadas y la obsesión al entender que aquellos arranques de la juventud no le abandonarían de su acomodo, lo hicieron incapaz para que nadie le ofreciera su afecto.  Significando su indecencia principal.

Los lloros y el remordimiento llegaron un buen día al despertarse, ¿Cuántos retrasos? tantos que ya ni podía contener la orina en sus riñones, porque todos sus esfínteres se dilataron para no estar vivos a partir de ese momento; ¡jamás!

¡Ah… desgraciados todos aquellos infames que creen que no caducarán! y que seguirán manteniendo su mezquindad.

Aquel hombre viejo, que sabía tenía las horas justas volvió a la realidad para concebir sus últimos pensamientos.

No hay vida fácil. No vale decir cuando las escenas no acompañan. Ante esa desorientación que perturba de vez en cuando a los mortales; cuando el agua nos llega al cuello y creemos que no hay salida.

¡Quiero morir!  

¡Quiero morir!  

Es lo más fácil.

Después a renglón seguido darle un reinicio a mi mente, un Shutdown al lapso y volver a cargar nuestro sistema personal.

Como si fuese tan natural y tan accesorio que presionando el interruptor de la existencia y quedar ¡Muerto!  A voluntad,  sin más,  se tachen todas las dificultades anteriores.

El ahogo le sobrevino y el aparato médico, que le proveía medicina en las arterias, comenzó a roncar y sus alarmas se inquietaron tanto que hicieron correr pasillo arriba a todas las enfermeras de la planta.

Escapándose de la responsabilidad y del pago de la franquicia de haber vivido tan inconsciente y tan alejado de lo que los comunes consideramos normal.

Dejando todo lo pendiente, actos impropios sin resolver, comportamientos desacertados, engaños,  mentiras y falsedades  ¡Absolutamente todo! …   Inconcluso.

¡Tarde!  Muy tardío para el perdón tónico.

Lamentable ver que te vas y que estás solo debido a tu miseria, tu desconfianza, en definitiva: tu mierda.

 Tarde para poder explicar los motivos por los cuales llegó a esos extremos de cicatero. No ayudando jamás a su prójimo cercano con actos de piedad para que le estimasen y respetaran en el trayecto de su paso por la calle del dolor.

Tarde para congraciarse dignamente con aquellos a los que hizo pasar malos ratos y poder pedir con un sencillo gesto, la dispensa que sin duda le hubiesen otorgado

Tarde para decirle a los suyos: siempre os he querido y que estos lo pudieran creer.

En el momento que menos esperaba, se disparó el diferencial vibrante de su existencia el que le cortó el flujo eléctrico  y dijo ¡Adiós!

Sin multa ni gloria, dejando todo lo que urdió, sin evocaciones para la historia, sin recibir el beso de despedida, sin dejar gratitud en la memoria.

Dejaron de bramar las alarmas y las enfermeras le entornaron los ojos salidos de sus cuencas que pedían tan solo una cosa: Perdón.



 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Volando acude



Está dormido y no atiende
lo despierto y no comprende
abatido en su lecho
espera paciente.
 

La medicina perenne gotea
sus venas la reciben espesa
Abre los ojos, detecta la escena
prefiere callar, toda su pena
 

Se queja en silencio
su dolor va por dentro
es como un secreto
que le recorre el cuerpo
 

No ríe ni llora,
no pide ni implora,
no sabe si es la hora
no verá la aurora
 

Repasa sus días
desde la sábanas nítidas
el tiempo se agota
una lágrima asoma.
 

 

Su corazón refleja,
su genio se agrieta,
sus carnes tiesas.
La salud desierta.
 

Escenas dantescas
desfilan inciertas
todas y en secuencia
regalan su conciencia
 

Señor de los Cielos ¡Llama!
No te retrases ya no calma
Si es su castigo exime
Casi no queda nada.
 
 
 

 

 

 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Buitres o herederos




 

 

Los buitres vuelan bajo, no se apartan de lo que consideran presa. Disimulados huelen el trofeo y calculan en su mente negra. Ni ellos mismos se dan cuenta que hacen una labor de espera, se mezclan con la niebla. ¡Detestable miseria!
 

_ ¡Está enfermo, que no lo ves!_ Le dijo en presencia de la enfermera _ ¡Me desespera! _ criticó_. Sin embargo él, sigue a la suya y no le bulle la conciencia. También eres hijo_ continuó hablando con pena_  y el preferido, ¿recuerdas? la de veces que te favorecieron a la “chita callando”, sin que nadie lo supiera. Quizás pensabas que soy tonto, o vivo en otra esfera. 

 

Jugando al despiste, piensa que engaña al resto del mundo que se luce y se esmera y que sus actos son los que a fin de la partida cuentan.
Que apatía muestran en el disimulo que sustentan, como evitan la mirada cruda y verdadera. Es mejor para ellos observar sesgado cuando no les esperas. 

A veces pienso en el remordimiento, ¿cómo se presenta? y trasladándolo a ellos, no les veo merma, ¿será que no tienen escrúpulo?, que aún y estando en la indiferencia, en el pasotismo creen que cuando caminan no retemblan, que en algún lugar desconocido tengan que pasar cuentas. 

¡Ah!  claro, respuesta serena para todo emplean, como si la buenaventura caminara por su acera. Templando la mezquindad se interesan, por cómo va ese asunto que en realidad les quema, que necesitan depositar su bilis en el borde de sus labios cuando besan. 

Con tanto trajín con tantas mentiras viejas y ese porte de actor que exaspera haciéndose pasar por persona bella, por el mejor hijo que padece y que sufre tanto o más; que piensa. ¿Es su forma de entender, de zafarse del dolor, de eximirse de la responsabilidad? _Me pregunto sin respuesta_. Igual disimula y acarrea su dolencia interna y no lo representa.
 

Cierto es, que esta situación tan desagradable no viene de nuevas, ellos los viejos, los que ahora ponen cara de pena, esperando clemencia por tantos errores y desamor, por tanta apariencia. Fingiendo sus aptitudes lesas, que sin darse cuenta han llegado a hacerse mayores. ¡Sí viejos! y ahora ya todo se les dispensa. Olvidando aquel daño hecho a los que ahora deben resolver sus decadencias.
 

Promovieron celos y cuitas en definitiva desavenencias entre parientes sin pensar en futuras consecuencias, solo para ganar con la desorientación de los hijos posibles dispensas. Esas divisiones entre sucesores jóvenes solo llevaron a que no se entendieran y recoger ahora las secuelas. 

Así crecen y viven las fieras, dando zarpazos a ciegas, sin medir la cuantía de la pérdida. Ahora, que todo debería ser paciencia, bondad, sentido, amor fraterno y vejez serena, surgen las desigualas en las mentes desconfiadas por la cuantía de las posibles herencias. Afilan sus uñas incisivas con diferencia, para mirar de conseguir aquello que les ha de llegar por legítima consecuencia.