sábado, 15 de diciembre de 2018

Felicitación Navideña 2018



Os quiero dedicar este soneto
a todos sin opción porque así debo
los que me acompañáis mientras embebo
Va pata ti el recuerdo y lo interpreto.






¡Para ti! Felicito a los colegas.
Visitando sus almas, siendo amigos
de tantas gentes con sus desarraigos
y a los que en Navidad sueñan a ciegas.

Deseo para la gente muchas bregas,
regalos y festejos con abrigos
ceñidos al calor del pastel de higos
en la Natividad; en que te allegas

Con días que razonas y no niegas
que todo se ve tan probable y bueno
creyendo en los misterios, los que riegas,

en esa noche de amor y retrueno
os colme de salud en sus talegas
con el afecto que os tengo y que os lleno.





Feliz Navidad amigos, os lo deseo
con todo el corazón 













viernes, 14 de diciembre de 2018

La receta












Alegrías y penas por este año,
unas son llevaderas por su gracia,
otras van con su angustia y diplomacia
pero, todas en grupo son de apaño.

A medida que llegan no me extraño
y aunque todo lo espero en democracia,
sigo con mi visita a la farmacia.
Tomando mi tensión y así me engaño.

Aunque lo piense así; ¡Hay poca broma!
El médico receta y así queda
la salud al control por si desploma.

Alegrías y albricias mientras pueda,
cuando menos lo crees, ¡Voló paloma!
El futuro quien sabe, igual se enreda.










miércoles, 12 de diciembre de 2018

De padre a hijo




Eres el hombre al que más mimo y quiero.
El hijo que me quita y trae desvelos,
aquel niño que no hace tantos cielos
se aferraba a mis manos y a mi fuero.

Dejándose llevar con verdadero
gusto por el regaño, sin canguelos.
Distancia entre instrucción y falsos celos.
Obedeciendo como eres, ¡Sincero!

Cumples hoy otro más, ¡Te felicito!
Nada ha cambiado. Te sigo queriendo,
mimando y sobre todo aquí explicito.

Un orgullo mayor, sigo sintiendo,
ese ardor de hijo a padre; quedó inscrito
porque igual me hago viejo y ya, voy yendo.


















martes, 11 de diciembre de 2018

Los ojos del miedo
















Son como el gran silencio y en la noche,
aparecen tan sórdidos y turbios
como el fracaso negro de los nervios.
Siendo la fobia del sucio reproche.

Miedo a la confusión del feo broche,
del suceso y el pánico de rubios
demonios, que no dan mas que disturbios.
Dentro del sobresalto y el derroche.

Que ofrece mi inquietud mientras te sueño.
No quiero abrazar sustos, que estén lejos,
aborrezco su séquito en mi empeño.

Huyo de la ilusión de tus espejos,
que ansían convencer cuando desdeño.
En mi arrebato odioso sin cortejos












lunes, 10 de diciembre de 2018

Flaqueando















Música tuya traes en mi recuerdo,

aquella que bailamos arrimados

en un tiempo que solo enamorados,

apretarnos el cuerpo ¡Ni me acuerdo!



Por qué acabó la historia; en desacuerdo

y sin música, tan desesperados

besando tu bolero y agarrados,

para sentir tu carne que remuerdo.



Nuestro tango apretado, mordisqueando

tus labios sin poder tragar sesgada

Mientras tu ya gozabas y sudando,



en el suelo entre piernas embragada,

sin vaivén excitada, y ya flaqueando.

Quisiste sucumbir, ¡Tan empapada!













Deseo tu azul












Es otra maravilla tu presencia
saber que andas ahí, sin hacer ruido.
Notar cerca de mi, que estoy imbuido,
aunque no te adivine con frecuencia.

Sentir entre tus brazos suficiencia
y pensar que podía; no haber sido,
como fue, natural lo conseguido.
Esperándote a ti, con impaciencia.

Cavilar en mi suerte, es el candente
repaso de vivencias a tu lado.
Es como si volara de repente

y llegara a rozar mi empeño alado.
Entre un deseo azul tan descendente
que impidiera mostrar lo más amado













martes, 4 de diciembre de 2018

Oculto en mi color













El color de tu voz en la distancia
es igual que el olor a nubes blancas,
al sonido de las caldas estancas,
al efecto de luz en su fragancia.

Hoy pude percibir tu resonancia,
el tono de tu deje sin chiquichancas,
la suavidad de tu jerga y retrancas.
Con señales lejanas de ignorancia.

Y me pareció que estabas tan cerca,
que pudieras tocarme en el momento
y tuve miedo de tu ronca y terca

fatalidad; de tu voz y el sustento,
para recuperar lo que me acercas.
El candil de la gran pena que siento.









Tener dos corazones
















Quien pudiera vivir mas de una vida 
y aprovechar de todo lo dichoso
que puede llegar a ser asombroso,
disfrutando de forma empedernida.

Tener dos corazones sin medida
y amar sin parangón muy glamuroso,
sabiendo que el destino es caprichoso
y que tan solo hay vida renegrida.

Ah de la verdad; si fuera a ser cierto,
las ambiciones que alojo y pretendo
y la gran ilusión de estar despierto.

Cuando llegue mi gran lujo y estruendo
conoceré si lo dicho fue acierto
y con dos corazones me estoy yendo.





























domingo, 2 de diciembre de 2018

Quien pone el remedio














No me explico con tanta gene buena,
esa que publicita por los medios.
Aquellos que generan los dispendios 
los que dan caridad y así me suena.


Siga habiendo personas con su pena
niños y abuelos sin esos remedios,
que dependan sus vidas de  promedios
y limosnas que les den cama y cena.


¿Dónde van los dineros que recaudan?
En tantas entidades ¡Tan humanas!
Mientras a los creídos nos desnudan.

Pobres en condiciones infrahumanas,
con los que juegan y ganancia anudan.
Todos los sinvergüenzas con sus ganas.











Nos abrazamos
















Cuando llega este mes, siempre pregunto
sabiendo que no hay nadie que conteste
al ser diciembre miro al viejo oeste
y dejo que responda del asunto.

Mi propia sensación, en su conjunto.
Que al llegar estas fechas manifieste
lo que mi corazón quiera y deteste
desterrando el disgusto que barrunto

En familia, entre amigos con la dicha
y ventura. ¡Vivir como podamos!
otro año que nos llega y encapricha.

Al llegar estas fechas lo tratamos,
en mirarnos felices sin desdicha.
¡Si no! Por qué; aquí nos ¿Abrazamos?





























viernes, 30 de noviembre de 2018

Cenas risibles
















Bueno y saludable es compartir mesa,
con los colegas, que son los de siempre.
Aquellos que te escuchan por costumbre
a los que poco importas, los de empresa.

Ronda, charla y comida es lo que pesa
lo que cunde es lo que agrada es la urdimbre
como si fuera a huir todo diciembre
algo sensacional raro y no estresa.

Decir tan poco y sin sentido es norma,
del vocero que canta y no se acopla
a su gran melodía ni se informa.

No siguen pauta alguna cantan copla,
bailan salsa muy gris, se desinforma.
Hay mucho desconcierto. Después sopla.







Tener vocación...













He visto a mi preciosa niña rota,
la fiebre se la come. Es un juguete
en manos de la suerte y un paquete,
con un destino incierto que alborota.

¡No hay médicos!, la huelga es dura y trota
nadie se compadece del boquete
dejado en su salud con soniquete
y en su llanto por ser niña derrota.

Vergonzoso es dejar enfermos nulos
mientras algunos médicos reclamen
más dinero y en sus galas y bulos

presuman de salvar vidas y no amen
su deber el que juran en sus círculos,
que no es otro que el de curar ¡Amén!