jueves, 19 de abril de 2018

Para mi luna














  Decir que se adora a la luna es comprender lo que lleva de implícito el sentimiento. Al asentir que el nombre es el de quien cada uno elija. Es un demostrativo. Nombrar a
las noches y al arrullo, es un sentimiento muy tuyo que lo has de llevar a tu metáfora. Así continúa mi soneto liado en mis dunas, ligado  a tu piel.







Yo a la luna la adoro por su piel,
el nombre con que la llamo es el tuyo,
y no hay noche que no piense en tu arrullo,
en tus dunas de lianas gusto a miel.


Eres la hermosa estrella del gran riel,
del telón de mi noche que destruyo.
Al llegar la alborada y que no influyo,
por despertar con voz de luna infiel.


Por qué te quiero tanto luna nueva,
será quizás, que me pides a cambio,
que mi recuerdo no mude y, se mueva.


Persistir en mis besos labio a labio.
Aunque entre tu y yo, puede que llueva,
siendo tu la luz de todo mi agobio.





Persisto en mis besos, labio contra labio, boca contra boca, aunque sepamos que entre tú y yo, es posible que llueva a raudales y jamás 
nos podamos ver. Siendo tu y sólo tú mi luz. La que ilumina sin dudar

todos los minutos de mis días.





miércoles, 18 de abril de 2018

Reflejo lunar


















Yo a la luna la adoro por su piel,
el nombre con que la llamo es el tuyo,
y no hay noche que no piense en tu arrullo,
en tus dunas de lianas gusto a miel.


Eres la hermosa estrella del gran riel,
del telón de mi noche que destruyo.
Al llegar la alborada y que no influyo,
por despertar con voz de luna infiel.


Por qué te quiero tanto luna nueva,
será quizás, que me pides a cambio,
que mi recuerdo no mude y, se mueva.


Persistir en mis besos labio a labio.
Aunque entre tu y yo, puede que llueva,
siendo tu la luz de todo mi agobio.




lunes, 16 de abril de 2018

Mi río



















El curso de mi río da energía,
lo mismo digo del frondoso olivo.
Son mis dos acicates, mi motivo
los dos conservo en toda cercanía.


El recuerdo del río me absorbía,
desbordándome, mero y posesivo.
El olivo más serio asiente divo.
Aguardando el final y sin manía.


Ambos tienen virtud, quitan sed y hambre.
El curso baja pérfido y no engaña
la olivera demora el color fiambre


A mi río le llaman Matarraña
mi olivo espera mis restos, mi cumbre
en su calvario de sangre que empaña






sábado, 14 de abril de 2018

Sin dudar


















Si a la vida pudiéramos ponerla
en el momento que a todos conviene,
algunos quedarían sin olerla.
Siempre es así, quien reparte se abstiene.

La adversidad es para aborrecerla,
fervoroso y bendito quien previene.
Incomprensible el que sabe entenderla,
por ello cada cual su alma mantiene.

Además si pudiéramos hacerlo
y me refiero al cambio de la vida,
hasta seria insólito saberlo

Así me agarra ella tan temida,
yo me ajusto a mi suerte sin creerlo
porque tan solo es una y fluida



miércoles, 11 de abril de 2018

Inspiración















Mi musa me atenúa y me complace,
con tantas zarandajas muy hermosas,
con su holgado gracejo y tantas cosas
y tu preguntarás ¿Y cómo lo hace?


A esa duda respondo ¡Así renace!
Porque ella lo consigue con sus prosas.
Formas, desvelos y ganas dichosas.
Ahí dejo mi emoción, así subyace.


Es mi inspiración mi numen, mi estrella,
reflejo que acompaña mis goteos,
la que tanto provoca, cuando es ella.


De mi norte es veleta con jadeos.
Es mi encanto, mi error, es mi centella,
mujer sublime voz con mis deseos.


sábado, 7 de abril de 2018

Chispeo Azul


















Vuelve a ser abril,
después de un periodo amargo.
Llegó a ser febril,
tanto amor bajo letargo.

Multiplicando tus senos por mil,
disfrutando de tu ancho y largo,
parece un decorado vodevil,
que para ti fue por encargo.

llueve agua añil
y con tu amor me embargo.
Me vuelvo servil
y noto tanto alargo.

Pon rumbo musical en el atril,
traduciendo mi vida en cargo,
dentro de mi deseo tan viril.
Muero pronto con mi descargo








martes, 3 de abril de 2018

Desechables


























En esta servilleta de la fonda,
la que has usado tanto en los festivos.
Empañando con tus labios lascivos,
la autentica verdad que me desfonda.

Trozo, papel de seda con su blonda,
que no limpian tus cantos expansivos,
por embustes dolosos y abrasivos,
quedando la falacia muy oronda.

Cacho de folio que limpia la boca,
esa que habla sin mácula por otras.
Las falsas que te mienten, porque toca.

Babero limpia morros, con sus contras,
que se usa, se destroza y, mal provoca.
Así eres tu; papiro sucio y costras.











sábado, 31 de marzo de 2018

Procesión del Santo Entierro - Valderrobres 2018 -



La Procesión del Santo Entierro, puede describirse sin letras. Tan sólo por la fotos de todos los visitantes y habituales que plasmaron con sus teléfono, vídeos y cámaras las improntas de cada instante.
Las que denotan el fervor y las ganas de resolver esa tradición de la forma más efectiva y efectista. Dando así una muestra de todo lo que se prepara en la Villa.
Un trabajo de ensayos, de comprobaciones, de desasosiego por los detalles que ocupa durante todo un año y que se sirve en tan solo en un instante.





Las Penitentes que acompañan a la Virgen Dolorosa, son las que mejor desfilan de cuantos participan en el Acto Procesionario. 
Tanto los toques de tambor con su tonalidad aguda, como los pasos ordenados de su desfile, son los que se asemejan más a los caminos ajustados del recorrido. 
Con otra particularidad, que no la aplican los hombres penitentes de otros pasos. Mantienen la concentración y ajustan sus perfiles en cada momento, a lo concerniente. Fijn sus miradas al centro y de entre los orificios oculares de sus capuchas, aparecen miradas tiernas, duras, enérgicas, dolientes, perfectas a lo que realmente están celebrando.
 Los hombres tienden mas a despistarse con cualquiera de los acontecimientos que ocurren, en aquel momento en la calle o esquinan donde estén—pierden el paso más de lo requerido—y hay momentos que no están en concentración y se les escapan los detalles, que los acompañantes o seguidores detectamos.




Gran escenografía muestra el penitente del madero a cuestas. Caminando descalzo, con grilletes en los tobillos, soportando un gran peso y llevando el esfuerzo a través de las calles de la localidad. Ya no se trata de lo que pesa la magnifica Cruz, si no de la presión que ha de soportar el sujeto que la sufre. Desconocido para el gran público, no muestra la cara ni se menciona en ningún sitio de quien se trata, ni la persona que se carga con semejante penitencia.




Las callejas del casco antiguo, ofrecen a los penitentes el poder hacer malabarismos para llevar los pasos hasta la Iglesia, donde el grueso de los feligreses, despiden todas las sacro santas tallas, que recorren la auténtica localidad. Bajo una autenticidad clara. Tradición de tantos años y de las cuales nos sentimos todos tan orgullosos por hacerlas nuestras.







Entre la calle del Codo y la Calle del Carmen se establece un recodo entre las propias casas, que es necesario tener una pericia especial para acceder con las tallas a la iglesia










viernes, 30 de marzo de 2018

Rompida del Viernes Santo -Valderrobres -2018-



Se anuncian los estruendos desde pocas horas antes de las 12 del medio día, cuando se dará desde el balcón del Ayuntamiento, el inicio de los Festejos de la Jornada. Tradición ancestral en las fechas de los días santos, en la población, dónde se ""Rompe el silencio y la quietud con los estruendos del bombo"" para evocar aquella subida al Monte del Calvario, lugar por el que según las escrituras y las voces del pueblo, subió Jesús para recibir la muerte.









https://www.facebook.com/emilio.moreno.7792/videos/952556238246137/

Finalizó la Cuaresma y se inicia el Triduo Pascual, tránsito en el que se conmemora la pasión y, muerte del llamado Jesús de Arimatea, que se extiende en Valderrobres desde le jueves al viernes Santo, con la "Rompida" y en la noche la Procesión del Santo Entierro, acompañada de sus bombos, tambores y cornetas que la hacen brillar con su luz propia.










Despues de la Rompida, los protagonistas sin duda los nazarenos de las diferentes Cofradías de Valderrobres recorren las calles de la villa, dejando a los visitantes con ese gusto especial que lleva un sabor entre dulce y afrodisíaco, a la espera del comienzo de la Procesión importante. La Procesión esperada por todos nosotros. La procesión del Santo Entierro. ¡Amigos un placer!
¡Hasta esta noche a las 21,30!

Un abrazo entrañable
Emilio



miércoles, 28 de marzo de 2018

Blanca palidez




Paseaba por mi ciudad, y observaba a la gente que me iba encontrando a lo largo de mi recorrido. Vecinos conocidos del barrio y con cierto trato, asiduos y respetables, tan solo reconocidas por verlas a menudo por mis calles, a lo largo de mis etapas de vida.

Todas ellas, en su mundo y con sus diferencias. Comparando mis impulsos con los que veía alrededor de mi persona y procurando no colisionar con esos otros que andan escribiendo distraídos.
Leyendo los mensajes recibidos desde las aplicaciones de su teléfono, sin prestar atención a aquello que debieran, tropezándose casi;—por no ir en lo que van— con quien pasea por las aceras atendiendo al tránsito y al cuidado de todo aquello que puede suceder.
Estos despistados sin embargo cada día son más.

Siguen sin atender a las repercusiones al circular por sus caminos más usados.
Esas confluencias con los semáforos que controlan las calles.
Despistados en las esquinas, precisamente por la obsesión de contestar sus mensajes, sin darle importancia absolutamente a nada.
Sin atender incluso a las advertencias que los viandantes les dirigen para que corrijan sus aptitudes, sobre todo cuando llegan a los pasos de cebra—que no respetan—. Con el peligro que eso comporta.

Cuando más ensimismado iba, riendo entre dientes y sumergido en todos los problemas que a diario resuelvo. Allí a lo lejos la he reconocido, que me esperaba.
Se ha parado en la esquina de La Plana, con Anselmo Clavé.
Esperando confiada en que llegaba; parada y mirándome con retentiva. Es ella—he pensado, le ocurrirá alguna cosa urgente, querrá contarme lo último— y lo he asumido.
A renglón seguido he elucubrado, que algo no estaba dentro de la normalidad ¡Es Lola!
Una mujer muy atenta y educada. Una persona con sentido de la realidad y sobre todo sincera—.Así la he considerado siempre.

La conozco desde hace unos años, coincidíamos en el Ateneo los domingos por la tarde.
Ella con su marido del brazo siempre, esperando aquella canción —del "Heat Parade" de los años entre sesenta y ochenta—, para saltar a la pista y recorrerla disfrutando y riendo, con aquella música que sin dudar debiera evocarle sus buenos tiempos, sin olvidar además; la danza popular de Don Bernardino. Partitura que se baila, cambiando de parejas, a cada tres o cuatro secuencias cantadas. En la que dejas a tu "partenaire", para agarrarte a la bailarina que está a su izquierda. Disfrutando y siendo feliz.

Se quedó viuda; no hace más de tres años. Una enfermedad nefasta se llevó a Clemente por delante sin más. En poco menos de medio año.
Las buenas personas se recuerdan porque siempre dejan cierto poso, que de buenas a primeras, te vienen al recuerdo, como inundando tu pensar, por este o aquel motivo, que son imperceptibles y jamás siendo un deseo preparado.

Al llegar a su altura, la saludé—con dos besos— como tengo costumbre hacer con las personas a las que respeto cuando las encuentro súbitamente, o que haga tiempo trato.

—Hola Lola, como te encuentras, que tal todo—pregunté abordándola.
—No demasiado bien—y quedó callada mirándome, diciéndome, sin palabras, algo que no era capaz de descubrir. Al observar que me había quedado bloqueado, siguió argumentando con una onomatopeya—  ¡Mal!— y dejo caer el recado— ¡Me han detectado un cáncer!

El mundo se me vino abajo, lo noté enseguida, queriéndome recuperar sobre la marcha para quitarle enjundia pero; sin duda la emoción hizo que mis ojos brillaran más de la cuenta, tras los cristales de aumento que uso.
—Que fuerte, Lola. No me digas ¡Por Dios!—Me quedé sin vocablos. No sabía donde mirar, qué hacer. Hubiese sido un buen momento para que la tierra me tragara.






domingo, 25 de marzo de 2018

Marilyn sigue siendo una Estrella

Allá por el año 2016, hice unos comentarios sobre Marilyn diciendo que era una estrella que brillaba con su propio foco y hoy tras haber pasado unos años y haber salido nuevas y estupendas actrices, he de convenir que la ""Marilyn"" fue la precursora de muchos y buenos momentos del celuloide.

Me encanta el cine, de todo tipo, las historias contadas, los dilemas que surgen, las controversias que se suscitan y sobre todo lo que me apasiona es valorar el trabajo de los actores y actrices. Han de ser creíbles, sinceros, actores.

Profesionales los hay de campeonato, ¡de verdad buenos y logrados!, como si les estuviera pasado a ellos mismos en su propia vida real.
Podría enumerar a cientos, de ellos, ¡muchísimos!, pero salvarse y llegar a la altura de figura. No llegan todos.
Con ello no estoy diciendo que sean pocos los que son Actorazos, o artistazas.
Sin embargo, no todos, cumplen con esa nombradía, con ese "Don".

Es parecido a los escritores—sin ser igual—, ¿A ellos no se les ve ningún plumero? ¡ Claro que se les ve y se les nota! 

A los buenos autores de la pluma se les admira por esas novelas fáciles de leer y auténticas, que dejan huella y hacen que de una manera virtual, vivas toda la historia desde el inicio de su lectura.

Esa clase de auténticos protagonistas ejemplares, que dejan el sentimiento en el papel, para que lo recojan los demás. 
Los que sabemos apreciar estas virtudes. Esas que nos hacen la vida más estupenda por habernos transportado a vivir, mientras leíamos; una vida, que no teníamos pensamiento vivir de ningún modo.

Imbuirnos con tal astucia, y hacernos creer, que nosotros somos los protagonistas, al haber tomado partido por alguno de los personajes que ellos nos describen, o porque la realidad que están leyendo, se parece demasiado a sus propias vivencias, que parece estén explicando nuestra propia vida.

Si éste autor o autora—que las hay fenomenales—. No nos hubieran robado el éxtasis y nos hubieran hacho pasar esos momentos de felicidad mientras leíamos su historia.
Hubiésemos dicho algo así como—: Es flojo, no es creíble.
A pesar incluso de todo ello; lo leemos, lo devoramos y nos da pena, cuando compras un libro de un autor renombrado, con fama mundial, que le promocionan la novela por activa y por pasiva, en televisión, o en prensa —con un rebombo que te cagas— y al final de su lectura, se te queda la cara de pasmo, porque no te ha acabado de agradar lo que ellos pretendían llegara hasta tus tuétanos.

Porque carece de la calidad que esperabas al adquirirlo, porque te das cuenta que no tiene aquella fuerza motora, que te rompe los esquemas y a la vez te hace disfrutar.

Porque incluso hay que pensar que no lo han escrito ellos.






lunes, 19 de marzo de 2018

Síntomas y gozos













Te estoy negando
sin negar.
Está lloviendo
sin llover.
Todo es tan lindo
sin morir.
Dolor muy hondo
sin amor.
Será profundo
sin glamour.









Sin negar
eres mi hada.
Sin llover
franela y seda
Sin morir
fuiste mi vida
Sin amor
seras mi oda
Sin glamour
tendría duda








Te siento cerca
un poco más,
la lluvia moja
calado estas,
tormenta terca
mojada vas,
pero no exime
ya no podrás,
si me dijeras
sin más ni más.









Puedo y no puedo
amarte.
Quiero y deseo
tenerte.
Triste y alegre
decirte.
Siento y no siento
tu porte.
Roba su vida
No hurtes








No tengo miedo
ni soy valiente,
tan solo puedo
vivir consciente.
Menuda vida
tengo en presente,
de mi futuro
estoy ausente,
por eso creo
¡ Que eres mi suerte !