martes, 29 de septiembre de 2020

Qué alguien me escuche....

 










Sexto


Septiembre se escapa

con todo el silencio,

sin dejar escarcha

y mucho desprecio.


La gente se atasca

no existen sonrisas.

Perdimos las ganas

aquí solo hay prisas


Te digo hasta luego,

cuando me despido.

A veces lo dudo

reencontrarte amigo.


No es que yo no quiera

ni es definitivo.

Cuando no lo esperas

ya di positivo.


La llaman la nueva,

la quieren normal.

Ahora la mutan

me suena fatal.


Los bares cerrados,

los cines también.

Las calles desiertas

las ucis, con sed.















Hepta


Hospitales tan llenos

en Urgencias fatal.

Los doctores ausentes

hoy falta personal.


Tanto aplauso sonoro,

a quien quiero engañar.

Después a ver que pasa

desde el balcón verás.


Mascarilla en la boca

que cubra de verdad,

que evite los bacilos,

que pululan sin más.


Atontado y falaz,

porque no entiendo nada.

Engañan con las cifras

En Italia son más.
















octo


De Granada a Barcelona

viajan los ajos tiernos

pasando por centro esquina

que es donde ríe el Gobierno.


Cuantos Gobiernos tenemos

ninguno funciona exacto

a todos me los escucho

y nos tratan como trastos.


Que me esperen con canciones

con melodía al piano

si creen que en las elecciones

les pondré boleta en mano.


Que vayan y que trabajen

se dejen de tonterías

y encima con cachondeo

todos se creen ¡Señorías!





























domingo, 27 de septiembre de 2020

Para estar a tu lado.

 








Cuando me vaya, ya sabes donde voy.

Te lo he dicho mil veces, lo conoces.

Es lugar simple, sin ruidos ni voces,

donde me gustaría estar, ¡Como soy!


Intuirás desde ahí, la luz que te ¡doy!

Proyectando mi amparo sin esboces.

Velando por ti, sin ruidos feroces,

sabiendo que invisible, amparando, estoy.


A cambio, el sonar tosco de campanas

desde el Calvario, bajo el gran olivo.

Descansar con el trino en las mañanas.


Es un destino, sin sustitutivo.

¡Poder verte al llegar! Teniendo ganas.

tú; en tu casa y yo viéndote furtivo.












sábado, 26 de septiembre de 2020

Lirismo fecundo

 











Siento mucha alegría si te veo,

quizás la misma si, llego y te toco,

y no digamos en mi sueño loco,

porque llenas de amor tanto recreo.


Aunque lejos estés, me contorneo,

y por el intuir de mi descoloco.

Al saber que de cierto, y poco a poco,

me vas ganando con tu chismorreo.


Tan desnuda, sin dar el primer paso.

Fuiste negra, también, blanca y mi guía.

Derramando tu encanto sin fracaso.


Ofreciendo tu amor y alevosía.

Regalando frecuencia, y amor craso.

De ahí, mi encanto por ti ¡Poesía!










domingo, 20 de septiembre de 2020

Exit significa Salida, pues eso.


 










Anoche, se detuvo mi latido,

Frenó mi respirar, me confinaba

cualquier instinto, y cómo temblaba.

El miedo vislumbré, desfallecido


Muerto estuve, ¡Por Dios! Enloquecido.

Sin poder ni gritar, desesperaba.

Yerto en mi cama sin vida, ideaba.

En dar mi alerta al verme desvalido.


Entonces comprendí, que en un suspiro

todo puede esfumarse, y al momento,

quedas sin nada ¡Te vuelves vampiro!


Nada es urgente, ya no hay sufrimiento.

Me pude liberar de aquel conspiro.

Fue un mal sueño. Tan real que aun, lo lamento.






sábado, 19 de septiembre de 2020

Ni pensarlo.

 









Claro que te quiero

como no iba a hacerlo,

si tu eres mi vida

debes proponerlo.


Hoy recapacito

y te lo agradezco,

cada vez que pienso

puedo y lo padezco.


Cuando me dormías

en tu piel y manto,

cuando me llamabas

dentro de tu encanto,


y juntos quedarnos

en el quicio hartos,

de tanta caricia

de tanto arrumaco.




Creo que estas lejos

de aquellos encantos,

Veo que olvidaste

todos los hartazgos.


Me dejas colgado

debajo la nube,

y sigo postrado

aguardo, en tu cumbre.


Me sigues quemando

con tus grandes ojos,

que siguen mirando

dentro del congojo.


Espero sentado

que llegue mi hora,

que pronto y temprano

se acerca y no añoras.















Esto que yo emprendo

comenzó en su inicio,

Puede que se acabe

que no sea, un suplicio.


Por ti sigo vivo

contigo muy cuerdo,

por ti sigo claro

Al fin, todo es lerdo.


Quizás en mi sueño

el más obligado,

aquel que ofrecías.

No estaba soñado.


Ahora desnudo

sin voz y sin tino,

sin ropa ni tono.

Fenezco divino.


No juzgues mi vida

por tantas rendijas,

quedó entre partida

por gozar tus prisas.


Te quiero completa

con ramas y rejas,

distrayendo al miedo

te mantenga estrecha.


Adiós niña hermosa

pasamos por todo,

tu misma ofreciste

hacerme a tu modo.


Llegué algo apurado

me enredé en tu juego

de vida, prendado.

¡¿Fui agua?! … y fuego.
















viernes, 18 de septiembre de 2020

No sé; qué sé yo.

 












Lea las instrucciones del consejo.

¡No! No es medicamento de farmacia,

es algo que combate la la falacia,

sin dejar la costumbre ni el reflejo.


Repito que no sé ,y lo festejo.

Al no ser droga, ni dejar su gracia.

Ni es puro hialurónico, que espacia,

mostrando la verdad, como un espejo.


Vuelva a leer, sin más repercusiones.

Esa letra pequeña, asimilando,

los rigores, y contra indicaciones.


Con esa miel, que nos está endulzando,

y se atreve a mentir, sin prescripciones.

Dejándonos dolidos y rampando




sábado, 12 de septiembre de 2020

Ruido falso.

 











Siguen muriendo amigos

y se empeñan en mentir.

Soluciones no nos llegan,

y esto empezó en abril.


Ya no lo niegan.

Fueron más de mil,

y bajas me enseñan,

que no descubrí.


Mis manos se adueñan,

del gel: ¡Vivir!, y ¡Morir!

Metal no agregan.

Como cola al mandil.


Sus trolas no siembran,

la esperanza en vivir,

y así se adueñan

De todo lo vil,


y que hay mucho engaño,

mangantes sin fin.

Son chorizos gordos,

Políticos al fin.


Se esconden muy bien

con su escaño, medran

valientes no son

Su contagio es imposible,

por si acaso, su condón


Para es virus no vale

quien sabe dijo el Don

si evita, para una cosa

igual me preserva para dos.


Sanos a bordo,

Se escudan tan bien,

en el Parlamento

son más de cien


Es muy malo este año

disimulan sin ver,

aquí todos mudos

y sordos también.





Siguen muriendo amigos y se empeñan

en mentir. Soluciones no nos llegan,

y esto empezó en abril. Ya no lo niegan.

Fueron más de mil, y bajas me enseñan,


que no descubrí. Mis manos se adueñan,

del gel: ¡Vivir! Metal y no se agregan.

Como cola al mandil. Sus trolas siegan,

la esperanza en vivir, y así se adueñan


De todo lo vil, y que hay mucho engaño

y mangantes sin fin. Chorizo gordo,

Político al fin. Se esconde en su escaño


El contagio imposible, sano a bordo,

Se escudan tan bien, es muy malo este año

disimulan al cien, y no es tan sordo.








domingo, 6 de septiembre de 2020

Por la vereda.

 


Camino en paz por la vereda plana,

igual estoy llorando mis silencios.

Sin que nadie lo sepa. Llantos recios

por tu descubrimiento, al ser mi aduana.


Pueblo mío secreto, no fue vana

la ilusión, de ser tu hijo sin renuncios.

Sin necesidad de airear anuncios

y al mundo demostrar, que eres mi gana.


Que soy de ti, de tus aguas y tierras,

de tus aires y hierbas, gusto a cobre.

De tus tenues sabores, porque encierras.


mis pasiones, que vuelan alto. Encumbres,

en el valle de nobles, que destierras,

a veces, con despecho, por zozobres.