lunes, 31 de octubre de 2016

Penélope fue así



Te veo pasear la calle entera
recordando los tiempos y el meneo
que le dabas al cuerpo, pavoneo
demostrando tu flama placentera

Al llegar a la esquina por la acera
mirabas talentosa con flirteo
ansiando descubrir algún tonteo
del joven que por ti se deshiciera

Los años no perdonan son culpables
de sentirnos ahora como estamos
tus cacareos son inapreciables

tu deliciosa llama la olvidamos
ya no ansías ni ves a los amables
Solo queda recuerdo, que abundamos








1 comentarios:

Reinaldo De Jesús Páez Indabur dijo...

En este momento también me decido a recorrer las calles donde viví mi infancia y adolescencia como en una evocación e invocación los de pasos de mi pasado...
Hoy me hiciste confirmar mi empeño.
Saludos, poeta.

Publicar un comentario