lunes, 23 de enero de 2017

Seis décimas de amor






Tus ojos hablan y los míos ceden
ya no valen aguardos, voy y vengo
ilusión con ardor ¡Sí! Se suceden
a historias que no tengo

Días que regalar noches oscuras
con canciones de amor y el aleluya
derrochando ilusión siempre procuras,
que nunca se destruya

Delirio más que nadie; por ti siento
ensueño, por tu estampa sabes tengo.
Si he de morir por fe, que lo presiento,
cuando me cites vengo.

Todo tiene su fin, la propia vida
nada queda por siempre y todo acaba
yo seré la calandria decidida
que en tu confín nadaba.

Es tanta la zozobra que contengo,
Que ya nada me asusta ni me falta
Siempre estarás ahí, vivaz, sintiendo
La distancia que me asalta.

Cierra ahora los párpados, los míos
duermen, ya no hay esperas, me detengo
delirante. El arrojo, es impío.
Con tu amor lo contengo










1 comentarios:

Esperanza sandoval santander dijo...

Siempre es un placer pasear por tus escritos. Un saludo.

Publicar un comentario