sábado, 20 de junio de 2015

¡Ay! yo quisiera





Ya no tengo tanto tiempo
para acabar lo que debo,
o lo que creo debiera.
No estoy seguro y espero,
por si en mi;  suerte, se diera.

Vivir con tanta ternura
me hace olvidar el recado,
sintiendo todo el presente
ese que escapa volando,
y quisiéramos atarlo.

Mi turno marcha que vuela
sueño despierto jugando,
que tu cabello se enreda
por el vapor que segrega,
entre mis dedos mojados.

Quisiera  ¡Ay! Yo quisiera
mejor no expreso y, no hablo,
y me callo por cobarde,
siendo mi silencio un palpo
por no saber expresarme.

Los momentos que tuvimos
quedaron para nosotros,
el recuerdo se resiste
por carecer de fetiche,
y confiscarlos los astros

felicidad fue la vida
en la fragua de tus senos,
cuando urdía con deseos
 en el palpar de tu cuerpo,                   
con esos besos soberbios.

Tú; ¡joven!, con buen aspecto
y con genio;  considero
disfrutando del  jaleo,
de risas, amor y empeño
aquel que daba el meneo.

A pesar del poco tiempo
quiero sentirte en silencio.
Sin levantar las alarmas
que lo que viene es incierto,
hasta el fin del fundamento.

Cuando ya no esté en medio,
entre el lunes y domingo,
no quiero lloro ni llanto
ni gentes con distintivos,
que me reciten mis versos


¡Aquellos que son amigos!

2 comentarios:

Esperanza sandoval santander dijo...

Quisiera disponer de más tiempo para poder entrar más veces a pasear por tus escritos, pero ando bastante atareada y dispongo de poco, no obstante siempre que puedo le doy una ojeada ya que me es muy reconfortante disfrutar de las cosas bien hechas. Es en placer estos momentos de lectura donde las almas comulgan al compás de los sentires. Un saludo amigo Emilio.

1000 i 1 dijo...

Barreja de sentiments i realitats

Publicar un comentario