martes, 2 de febrero de 2016

Fe ciega



Sé qué si busco su cara
la vería ilusionada
y tan clara como ella

Sé  que no está con nosotros,
fue tras su enfermedad, que
le hurtaba la vida a chorros.
Sin lamentación visible,
apagó la madrugada
y el cielo cerró sus ojos

Sé cuál era su quimera
que no es fácil olvidar,
yacer con su eterno amor
y ese resplandor pudiera
no quitarle la luz
y tan clara como ella.

Sin embargo, yo ¡Soy Yo!
Tras la pena seguiré
aferrándome sin pausas
hasta que mis fuerzas rindan
a lo que llamamos vida
aunque a veces duela el alma

Sé también que intentaré
ser su sol, que siempre fui,
y tan claro como ella

Puedo palpar la alegría
por intentar reponerme
que no es fácil todavía
y tan claro como ella

y poco a poco mi llanto
 cesará sin darme cuenta
¡Sí! Es muy triste
¡Quién lo diría!
el fin llega,  algún día






1 comentarios:

Emilio Moreno Rios dijo...

Seguro que le gustaría leerlo. Fue una persona que siempre le recordaremos como uno de nuestra familia...

Publicar un comentario