miércoles, 6 de noviembre de 2013

Ausencia





Dolosa es la pena

¡Lamento! Que sufrí al enterarme.

Con dolor muy profundo

ya ni vivo, ni muero, sólo peno 

 

Instantáneas grabadas,

guardadas en mis sienes de plata,

emergen con viveza,

tornan el presente, siendo pasadas.  

 

Recuerdo tus noches

imborrables, tantas vivencias quietas.

Así como alegres ocurrencias

imágenes tan bellas. 

 

Sé que nos dejas solos

que partes a otros lugares ignotos.

Es la muerte grotesca.

Llegada sin avisos sin esperas. 

 

Pensamos que es muy fea

sin saber de su belleza ingrata.

Igual,  la muerte;  ¡Esa!

Nos quita la vida y todo cesa.




 

3 comentarios:

Pedro Sánchez dijo...

Te aproximas a Giacomo Leopardi, o a Gustavo Adolfo Bécker. Sigue que presto se llega.
Hasta pronto, José.

Anónimo dijo...

AUSENCIA

TIENES UN SENTIDO POETICO MUY BUENO CREO YO.
Jose María Martinez "El Bola"

Anónimo dijo...

Buenas noches, has hecho uno versos de la muerte perfectos
asi es, gracias siempre, es un placer releer poemas tuyos. Un abrazo muy grande si me lo permites : Rosa Martín Gago
adeu amic fins i tot sempre

Publicar un comentario