miércoles, 10 de octubre de 2012

Descalza


Ahí estás,
aunque no presente. Ilumino.
Cuento contigo y sigo por el pedregal
del sentido.

 

Se que hay un lenguaje propio,
para hablarnos sin palabras,
hoy me felicitas por mi aniversario,
agradezco de tu parte ese trato, los hay que recuerdan la fecha
a        “toro pasado”      …Sí acaso.

 

Importancia ¿tiene?   …recordar fechas descalzas,
sin embargo no disgusta que en ellas estés vigente.
Apelen por cortesía, llamarte solo ese día y escuches
la repetida frase: feliz en tu día.

 

Prefiero, por preferir, que hablemos a diario,
que nos gastemos de usarnos, que discutamos por algo.
Mirarnos aunque cansados y,  pensemos que és afecto; lo
que entregamos.

 

Ahí estás,
Siempre te hallo,
que no caigo en el olvido y de mi túnica, haces sayo.

 

Se que hay un lenguaje propio para hablarnos;  por los poros,
a pesar, de ese tartamudeo atascado, por evitar mirarnos.

 

No se puede ocultar el alma con la mirada, ni pretender criticar ciertas situaciones tan solo imaginándolas.

 

Ahí estás,
No puedo verte, sin embargo oigo tu latido silente.
 
 
 
 

 

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Poema de retoques sutiles para encontrar la voz silente en el recuento del amor.

Saludos.

SHE dijo...

y llego descalza ... tal cual estoy
al balcón de tu osadía
que pide sutilmente un favor

descalza como llegue un día
al portal de tu ilusión.

Un gusto encontrarme con tus bellos escritos
como siempre.

Te dejo un humilde abrazo y felicidades, cada día brilla más tu blog.

gracias Emilio.

Publicar un comentario